Entradas

,

“El Cascanueces”, la magia del ballet navideño llega a Uruguay

Bajo la dirección artística de Igor Yebra, el Ballet Nacional Sodre de Uruguay vuelve a colgar el cartel de ‘no hay entradas’ para El Cascanueces, con el que finaliza la temporada

El Auditorio Nacional de Montevideo acoge desde el día 20 hasta el 28 de diciembre El Cascanueces, clásico navideño por excelencia, que será interpretado por el Ballet Nacional Sodre (BNS), dirigido por Igor Yebra. La versión coreográfica de Silvia Bazilis contará también con la colaboración de la Orquesta Juvenil y el Coro de Niños del Sodre. Hace días que colgó el cartel de ‘no hay entradas’ para las siete funciones programadas, estando destinada la recaudación del día 26 de diciembre a la Fundación de Amigos del Pereira Rossell. Para finalizar el año y la temporada, el BNS ofrecerá una función de El lago de los cisnes (suite) -en la versión de Raúl Candal-, en la Fundación Pablo Atchugarry, en Punta del Este, el 29 de diciembre.

El argumento. En Navidades, la familia Stahlbaum da una fiesta a sus hijos Clara y Fritz. El señor Drosselmeyer llega con regalos para los niños. A Clara le regala un cascanueces en forma de soldadito. Fritz, celoso del presente, lo rompe, siendo recompuesto por Drosselmeyer. Llega la noche, Clara se duerme con su regalo. De repente, los juguetes cobran vida. Se desata la guerra entre los soldaditos de plomo y el ejército de ratones. El Cascanueces se queda solo contra los ratones, momento en el que el mago Drosselmeyer ofrece una vela a Clara, para ahuyentar a los ratones. El Cascanueces se transforma en un apuesto príncipe. En el segundo acto, Clara y el príncipe desembarcan en el Reino de los árboles de Navidad y de los dulces. Este viaje se convierte en un gran divertimento para celebrar que el Príncipe ha vencido al Rey de los Ratones. Sin embargo, todo ha sido un sueño del que Clara despertará con un dulce recuerdo.

El ballet El Cascanueces. La obra El Cascanueces fue estrenada el 5 de diciembre de 1892 en el majestuoso Teatro Mariinsky de San Petersburgo. Concebido como un ballet de dos actos, la coreografía fue firmada por Lev Ivanov, correspondiendo el libreto a Marius Petipa y por su parte, la música fue realizada por Piotr Ilich Tchaikovsky. Este ballet está inspirado en el famoso cuento de E.T.A. Hoffman El Cascanueces y el Rey de los Ratones (1819).

Dossier de prensa Cascanueces 

Igor Yebra al frente de la gira española del BNS

Madrid y Bilbao acogen a la compañía uruguaya en la que será la primera gira internacional desde el nombramiento de Yebra como director artístico 

El Ballet Nacional Sodre de Uruguay emprende la primera gira internacional con actuaciones en los Teatros del Canal de Madrid (7-11 noviembre) y en el Palacio Euskalduna de Bilbao (12 noviembre), desde la incorporación de Igor Yebra como director artístico del mismo, el pasado mes de enero. Piezas del padre de la danza neoclásica George Balanchine (Tema y Variaciones), del coreógrafo español y Premio Nacional de Danza 2011 Goyo Montero (Chacona) y de la creadora uruguaya Marina Sánchez (Encuentros) componen el programa Confluencias, que aglutina un trío de obras que abarca desde el clásico hasta la danza contemporánea, con un pequeño guiño al tango. “Un espectáculo que exhibe la identidad y aspiración del BNS por ser un referente en Latinoamérica”, señala Yebra.

BNS, Tema y Variaciones. © Carlos Villamayor/ BNS.

La velada se iniciará con Tema y Variaciones (Theme and Variations, en su versión inglesa), una obra de George Balanchine, creada para la Prima Ballerina Assoluta Alicia Alonso y el primer bailarín Igor Youskevitch y cuyo estreno con el Ballet Theatre (American Ballet Theatre, en la actualidad), tuvo lugar el 26 de noviembre de 1947, en el City Center of Music and Drama (New York City Center, en la actualidad). Concebida como un homenaje al Ballet Imperial Ruso, Balanchine buscaba evocar la dorada época de la danza clásica cuando el ballet ruso floreció con la ayuda de la música de Tchaikovsky, cuya Suite No. 3 for Orchestra in G major, Op. 55 (1884) es la banda sonora de la pieza. “La base de la compañía se ve claramente representada a través de ‘Theme and Variations’, del aclamado coreógrafo George Balanchine, ya un clásico en todas las grandes compañías. Aquí se destaca el sólido trabajo, el control y la rapidez que los bailarines deben tener en estos ballets de repertorio, siendo estas cualidades un pilar de la compañía”, explica el director bilbaíno.

BNS. Chacona. © Carlos Villamayor/ BNS.

Extraída de Vasos Comunicantes (2003), la Chacona, firmada por el coreógrafo madrileño Goyo Montero, se presenta en una nueva versión creada para el Ballet de Nuremberg, en 2009. Sobre la música de Bach, tres bailarines, tres instrumentos y el principio físico de los vasos comunicantes como nexo de unión. “‘Chacona’ es la apuesta a la danza contemporánea, buscando nuevas vías de la mano de jóvenes coreógrafos con gran talento como Goyo Montero”, añade Yebra.

Como broche de oro, el BNS presenta Encuentros (2017), de la creadora uruguaya Marina Sánchez, un homenaje al tango. “La muestra finaliza con ‘Encuentros’, de la coreógrafa uruguaya Marina Sánchez, una obra que alude a nuestra identidad reuniendo la danza clásica con el tango. Para el BNS contar con repertorios y coreógrafos propios es un hecho que nos permite crear las piezas del futuro”, concluye.

BNS. Encuentros. © Carlos Villamayor/ BNS.

BNS – Gira Internacional 2018