Entradas

Sofía Sancho, nueva incorporación al equipo docente de la Escuela

Durante quince años fue solista de la Compañía Nacional de Danza

La Escuela de Danza y Coreografía de Igor Yebra comienza el año 2018 con energía renovada. Y con ese impulso del año recién iniciado, hoy os queremos presentar a Sofía Sancho, la nueva incorporación al equipo docente de la Escuela, en las lides de profesora de danza clásica.

Formada con Ana Lázaro, Víctor Ullate, Carmen Roche y María de Ávila, Sofía obtuvo su titulación de danza clásica en el Real Conservatorio Profesional de Danza “Mariemma” e hizo sus primeros pinitos profesionales en el Joven Ballet Concierto, dirigido por Ana Lázaro. En 1979, accedió al entonces denominado Ballet Nacional de España Clásico –actualmente rebautizado como Compañía Nacional de Danza (CND)- y dirigido por Víctor Ullate. Permaneció vinculada a la compañía como bailarina solista hasta 2004, bajo las direcciones artísticas de Ullate, María de Ávila, Maya Plisetskaya y Nacho Duato. Compatibilizó la CND con otras colaboraciones como con el Ballet de Víctor Ullate. A partir de 1994, Sofía Sancho se inició en la faceta de la docencia, donde posee amplia experiencia como maestra de danza clásica en diversos conservatorios y escuelas de danza en Madrid y Alicante, principalmente. También ha desarrollado su faceta como coreógrafa y ha trabajado como repetidora de roles clásicos para la actual CND.

Sofía Sancho llega a la Escuela de Danza y Coreografía de Igor Yebra en Bilbao con la intención de que los alumnos “valoren la importancia de una ejecución técnica limpia, incluyendo la expresividad de los pasos y la musicalidad. Busco que desarrollen la técnica clásica con amplitud en el espacio, la expresividad artística, la musicalidad, la sensibilidad y la espiritualidad de la danza. Me gustaría que los alumnos desarrollen también su autonomía, para favorecer así la investigación personal. También potenciar actitudes de cooperación en grupo y sobre todo fomentar un buen ambiente de trabajo”, explica.

La importancia de un buen maestro
Consciente de la importancia de la buena elección de un buen profesor de danza, asegura que “tener un buen maestro es poder conseguir tus objetivos tanto técnicos como artísticos para llegar a lograr lo que deseas. Personalmente me ayudó mucho en mi carrera como bailarina profesional de la Compañía Nacional de Danza durante 20 años y como profesora después”. De momento, gracias al primer contacto con el alumnado de la Escuela de Danza y Coreografía de Igor Yebra, considera que los estudiantes son “trabajadores y muy disciplinados; es muy fácil trabajar con ellos, porque tienen muchas ganas de aprender cosas nuevas y están siempre dispuestos a llevar a cabo todo lo que se les dice”. Para ella, la mejor enseñanza que le transmitieron sus maestros fue “ser uno mismo, creer en lo que haces y, sobre todo, me inculcaron el amor al trabajo desde un punto vista artístico y espiritual, sin olvidar toda la parte técnica del aprendizaje de la danza clásica”. Ahora es el turno de Sofía Sancho para insuflar amor al ballet en la Escuela de Danza y Coreografía de Igor Yebra en Bilbao.